NUTRIR      EL DESTINO

PRÁCTICAS PARA  EL DESARROLLO PERSONAL

Quien comprende el destino superior se convierte en parte de él.

Quien comprende el destino inferior se resigna a lo inevitable.

Zhuangzi

Nutrir el Destino es un portal que presenta actividades con antiguas prácticas de la tradición china

para mejorar la salud, cultivar la longevidad y desarrollar la conciencia.


Basadas principalmente en la tradición interna de la medicina clásica, la filosofía y la cosmología taoístas, las propuestas giran en torno al descubrimiento del potencial humano, con la idea de recuperar e integrar la dimensión espiritual de la existencia en lo cotidiano y disfrutar de una vida más consciente y plena.

 

Ming: la onda del Destino

Las vías de conocimiento de la antigua China se concentraban en comprender los movimientos del dao (el principio último, la influencia creativa del cosmos) tal como se manifestaban externamente en el universo e internamente en los humanos. La naturaleza cualitativa del dao eterno está presente en toda la creación y yace eternamente en las profundidades de cada ser al que da nacimiento. Es el principio global cuyas propiedades son inherentes a toda la existencia.

Del mismo modo que el dao realiza el movimiento de alejarse y regresar a sí mismo, las cuatro estaciones pasan en interminables ciclos alrededor de la tierra y los humanos se mueven desde el nacimiento hasta la muerte. Nuestro movimiento por la vida está potenciado por una onda de destino (ming) de la que tenemos la elección de cumplir o repudiar con cada latido.

Según la tradición clásica, en el momento de la concepción, el Cielo (la dimensión trascendente) planta una semilla de profundo potencial dentro de cada individuo. Durante la vida, el Cielo nutre continuamente esa semilla para que se manifieste por completo en el mundo. El cumplimiento de nuestro destino, entendido como esa misión única otorgada a cada uno de nosotros, implica ser capaz de reconocer la naturaleza de la semilla que el Cielo ha plantado, una semilla sinónima de nuestra profunda naturaleza y constitución congénita.

Al reconocer la semilla, debemos emprender acciones en el mundo para cultivar y manifestar ese potencial congénito. Al manifestar el destino, debemos aceptar todos los sucesos de nuestra vida como el intento del Cielo para nutrir la semilla de potencial que ha plantado. Consciente de ello, el sabio alinea su propia voluntad (zhi) con la voluntad del Cielo, pasándose la mayor parte de la vida considerando los sucesos externos, dolorosos o placenteros, como lecciones a aprender en el camino de dominar su destino. Al cumplirlo, el sabio se convierte en un canal para el flujo creativo del dao.

El sabio es capaz de establecer el ming y sacar el mayor provecho de la vida no porque ésta fracase al desafiarle, sino por su voluntad de ver todos los desafíos como la voluntad del Cielo. En lugar de añadirle dolor a la vida y generar enfermedad por las dificultades de la existencia, el sabio permanece impasible y «se deja llevar».

Por eso el papel de nuestra voluntad es meramente reconocer la naturaleza de nuestro destino e iniciar acciones en el mundo en concordancia con la manifestación del mismo.

En la literatura taoísta, el concepto de puerta, portal o paso representa la interfaz entre ser y no-ser, cielo anterior y posterior, y el uno y los diez mil seres. A través de esa puerta, todo lo creado pasa al emerger de allí y regresa al dao. En los textos alquímicos y filosóficos esa puerta se llama «portal dorado», «puerta de metal» (jinmen), y «paso misterioso» (yuanguan). En el Dao De Jing aparece como «la puerta de todos los misterios ocultos» y «la puerta de la misteriosa madre». Li Daoqun, en su Libro del equilibrio y la armonía, llama a ese paso «el corazón del Cielo».

En nuestro cuerpo tenemos un punto de acupuntura llamado mingmen, que puede traducirse como «Portal del Destino». Es el portal al acuerdo entre el Cielo y nosotros cuando entramos en la vida. En ese punto tenemos el sello del Cielo que nos permite crear nuestro camino de vida único. Cómo usamos ese potencial depende de cuánto podamos abrir esa puerta durante nuestra existencia. Cuando nos unimos con nuestro camino, el resto de la vida fluye con nosotros. Es ese sentido de «destino» lo que se despliega y renueva la vida. Abrir esa puerta nos lleva de vuelta al único y significativo impulso que es individual y especial para cada uno de nosotros. Ahí podemos reencontrar nuestro camino hacia delante, que puede abrir oportunidades a desarrollar de la mejor manera posible.

 
 
escaleras Wudang.jpg


YANG SHENG DAO

EL SENDERO DE LA SALUD
LNG-NJT-BG.jpg

ESCUELA INTERNACIONAL CREADA EN 2004

POR DAMO MITCHELL

 
 

NÜ DAO

el camino femenino

ZHINENG GONG

FORMACIÓN INTERNACIONAL
el programa de prácticas más completo
según las enseñanzas del Prof. Pang Ming
 


FENG SHUI

cursos de formación en
 

Nosotros

Pere Muñoz

Graduado en Medicina Tradicional China, es diplomado y parte del equipo docente del Instituto Internacional de Qi Gong, profesor de

Diplomado en China en yoga taoísta y alquimia interna por el maestro Hu Xuezhi (Wudangshan), es discípulo del maestro Wang Mingquan (Weibaoshan) y representa la 21ª generación de la escuela Quanzhen. Alumno del Dr Yuhong Xie, es la 21ª generación del Shaolin Neijin Yizhichan Qigong. 

Actualmente compagina la docencia y los tratamientos de salud con la investigación de los textos clásicos y los sistemas de terapia de energía (Wai Qi Liao Fa).

bioenergética taoísta I Ching Dao, autorizado por el maestro Juan Li, e instructor de Qi Gong de la escuela Lotus Nei Gong International, dirigida por Laoshi Damo Mitchell.

 

Carolina H. León

Es profesora de bioenergética taoísta, especializada en acompañamiento, bienestar y desarrollo femenino, e instructora de Qi Gong de la escuela Lotus Nei Gong International, dirigida por Laoshi Damo Mitchell.

Creadora de talleres y retiros para mujeres destinados a facilitar la exploración consciente de la naturaleza cíclica femenina.

 

Actualmente ofrece sesiones que promueven la salud física, el bienestar emocional y el equilibrio energético y continúa ampliando sus conocimientos en las artes taoístas.

Diplomada en Acupuntura y Medicina Tradicional China y Terapeuta Gestalt. Estudió acupuntura en ginecología y obstetricia con la Dra. Radha

Thambirajah y con la Escuela Maciocia.

 

Contacto

Rellena el siguiente formulario

o envía un mensaje a

info@nutrireldestino.org

Síguenos en

  • Facebook icono social